En 1998 Raúl Jofré decidió fundar “RJ Viñedos” impulsado por sus dos más grandes pasiones, los vinos que aprendió a amar desde muy temprana edad junto a su abuelo, cuya familia fue viticultora en Francia en el siglo XIX, y sus hijas, pensando en crear un modo de vida distinto para compartir con “sus 4 estrellas”, como frecuentemente se refiere a ellas.

La historia comienza en el Siglo XIX, los bisabuelos de Raúl se dedicaban a la viticultura en el sur de Francia. En 1918 su abuelo emigra a la Argentina, Raúl fue su primer nieto varón y gracias a esa relación aprendió a amar el fascinante mundo de la vid y el vino desde muy temprana edad.

Pasaron los años, Raúl tuvo una vida empresaria profesional exitosa en el ámbito internacional y en 1996 comienza el retorno hacia las raíces de la familia. En 1998 decide fundar Bodega RJ Viñedos en Mendoza, con la íntima convicción de crear una bodega familiar dedicada a la elaboración de vinos de alta gama para compartir con sus hijas, la otra pasión entrañable de su vida.

Desde entonces, el proyecto “Bodega RJ Viñedos” fue creciendo como una bodega familiar que produce vinos de alta gama, con un estilo definido y una fuerte personalidad e identidad.

Las marcas emblemáticas son “Joffré e Hijas” y “Pasión 4”, están relacionadas íntimamente con la razón de ser del proyecto y su historia. Expresan un claro compromiso de la familia con el consumidor, intentan mostrarle de manera inequívoca su pasión por entregarle vinos que elabora con dedicación y cuidado artesanal. Después de varios años produciendo vinificaciones pequeñas, en 2005 RJ Viñedos comenzó a exportar sus vinos y al mismo tiempo venderlos en Argentina. Actualmente exporta a 15 países del mercado internacional.

Familia

HISTORIA Y PASIÓN

En 1998 Raúl Jofré decidió fundar “RJ Viñedos” impulsado por sus dos más grandes pasiones, los vinos que aprendió a amar desde muy temprana edad junto a su abuelo, cuya familia fue viticultora en Francia en el siglo XIX, y sus hijas, pensando en crear un modo de vida distinto para compartir con “sus 4 estrellas”, como frecuentemente se refiere a ellas.

Compartir